Comportamiento de los turistas extranjeros en Guatemala


Introducción

El presente artículo detalla la investigación elaborada dentro de las acciones relacionadas al Centro de Estudios Empresariales del Instituto de Investigaciones Económico Sociales (IDIES) de la URL, con el objeto de conocer el comportamiento de los consumidores extranjeros de turismo en Guatemala para el año 2010.
Dada la importancia del turismo como actividad generadora de oportunidades de desarrollo económico en Guatemala, el conocimiento del comportamiento de los consumidores abre oportunidades para entender el sector adecuadamente y generar acciones oportunas que mitiguen las amenazas y aprovechen las oportunidades existentes.  El turismo es una actividad importante como factor para el desarrollo económico guatemalteco; ha representado la segunda actividad económica generadora de divisas del país en los últimos 15 años, según el Banco de Guatemala (2011). Según los datos reflejados en la balanza cambiaria en el rango de los años 1994 a 2009, el crecimiento de las divisas por turismo ha sido constante, siendo uno de los sectores que menos impactos negativos ha tenido con las crisis financieras de los últimos tiempos. Para Guatemala, en el 2008, representó US$1275.6 millones de dólares con un crecimiento de 4.85% respecto al 2007.
La imporancia del turismo para la economía guatemalteca se representa en el efecto multiplicador que causa en diferentes estratos económicos (Rey Graña, 1998), ya que el gasto de los turistas impacta positivamente de forma directa a los proveedores de servicios, y beneficia de forma indirecta a la mano de obra local en los destinos visitados.


Según la Organización Mundial de Turismo (2009), en el caso de países económicamente desarrollados, los conceptos de ocio, recreación y tiempo libre han cobrado un especial interés, por lo que las actividades relacionadas a turismo han crecido significativamente en las últimas décadas del siglo XX y en la primera década del XXI.  Las tendencias en cuanto al turismo y los viajes establecen una proyección de 1,600 millones de llegadas internacionales para el año 2020.  Según Castejón et. al. (2003), la prestación de servicios de ocio por parte de economías emergentes a mercados económicamente prósperos ha generado expectativa como oportunidad para mejorar las condiciones de vida de los oferentes, al mismo tiempo que se hace un uso sostenible tanto de los recursos naturales como de los socioculturales.  Guatemala se ha enfocado en la promoción y desarrollo de segmentos, como parte de las estrategias de las diferentes administraciones que han estado a cargo del INGUAT (Dalliès, 2008).
A lo largo de la última década del año 2000, se ha promocionado el turismo de eventos y convenciones, turismo de pesca, turismo de cruceros, ecoturismo, aviturismo, y más recientemente, turismo comunitario.  Cada uno de estos segmentos se han comercializado basándose en las potencialidades que ofrece Guatemala como país, tanto en sus recursos (naturales y culturales), como en su posición geográfica.

Marco Teórico

Para conocer el comportamiento de los consumidores de turismo en Guatemala, esta investigación abordó el reto desde la perspectiva de la mercadotecnia, más específicamente desde la disciplina del “Comportamiento del Consumidor”, la cual indaga en las motivaciones de los clientes y su consecuente comportamiento con respecto a los servicios y productos que se les ofrecen.  En el caso del turismo, Hudson (1999) declara que diversos investigadores han abordado el tema desde la perspectiva de Maslow (1943) y su pirámide de necesidades, pasando por categorías de motivadores, tipologías de turistas según su comportamiento, y la decisión de compra de los destinos a visitar.  El origen de estos patrones de comportamiento es multicausal, por lo tanto se debe de tomar en cuenta factores psicográficos y demográficos para poder conocer las actitudes y patrones de consumo en la industria.
Dentro de la disciplina del Comportamiento del Consumidor, para la determinar las necesidades de los consumidores, Gutman (1982) ha propuesto un modelo denominado “Cadena de Medios y Fines” (“Means – End Chain Model” en inglés) en el cual, se abordan las motivaciones de los comportamientos de consumo desde una perspectiva psicológica.  Según este modelo, los consumidores basan su elección de compra según elecciones emocionales que regulamente no son parte de su pensamiento consciente.  Estos factores emocionales se dividen en tres estadíos, según el nivel de abstracción que representen, siendo éstos los atributos del producto o servicio que se consuma, los beneficios o las consecuencias obtenidas por estos atributos, y por último las valoraciones centrales del consumidor que realmente determinan la compra, pero que rara vez son expresados explícitamente.
Conjuntamente con el modelo de decisión de compra y motivaciones denominado Cadena de Medios y Fines, Reynolds y Gutman (1988) proponen la técnica denominada “Escalamiento” (“Laddering” en inglés), en la cual el investigador determina los atributos a ser medidos.  Según Thomas Reynolds y Jonathan Cutman (1982), la técnica denominada “laddering” consiste en una “entrevista profunda uno-a-uno, usada para desarrollar un entendimiento de cómo los consumidores traducen los atributos de productos (o servicios) en asociaciones significativas respecto a sí mismos, siguiendo la teoría de los Medios y los Fines.”


Para cada atributo identificado, se realiza una correlación de causa – efecto, con la finalidad de determinar cuáles son los valores que hacen que los consumidores deseen comprar un determinado producto o servicio.  Para obtener esta cadena, se hace una serie de preguntas al consumidor con el enfoque de “¿Por qué es importante para usted este atributo/beneficio?  Basándose en las repuestas obtenidas, se realiza posteriormente un mapa sistemático de causalidad.

 Justificación

A pesar de la importancia que tiene el sector turístico para la economía guatemalteca, los estudios relacionados al comportamiento de los consumidores se han enfocado únicamente en su origen y el número de llegadas histórico, sin profundizar en sus patrones de comportamiento o sus motivaciones de consumo. Esto se evidencia en la poca disponibilidad de información detallada relacionada a la conducta de los consumidores con la finalidad de crear adecuadas estrategias de mercadeo y comercialización de productos y servicios turísticos.  Esto conlleva por un lado a estrategias de mercadeo sin fundamentos sólidos por parte de las empresas y del INGUAT, y poca precisión en satisfacer las expectativas que tienen los consumidores cuando vienen a Guatemala.  Si el escenario actual no cambia, el sector corre riesgos cada vez mayores de perder competitividad tanto a nivel empresarial como nacional, dadas las condiciones actuales de nuevas tecnologías en las que otros destinos y empresas foráneas pueden ajustarse mejor a los consumidores disuadiéndolos de venir al país.
El propósito de esta investigación fue determinar patrones de comportamiento de los consumidores de turismo en Guatemala, para así definir nuevas oportunidades de negocios en el sector.

 Metodología

El presente estudio genera información relacionada con un enfoque nuevo hacia los consumidores extranjeros de turismo en Guatemala.  Indaga en los atributos que consideran valiosos para tomar su decisión de consumo, los beneficios que perciben de su visita a Guatemala, y los valores terminales que inspiran en ellos el país.  La metodología usada para el análisis turístico en Guatemala puede ser replicada de una manera práctica y eficiente como una línea permanente de investigación conociendo así las tendencias subjetivas del pensamiento de los consumidores con respecto a Guatemala como destino turístico.  Los resultados generados explicitan las fortalezas de Guatemala como país desde la perspectiva de los consumidores, sus expectativas hacia éstos, las debilidades percibidas y las necesidades tanto satisfechas como insatisfechas.

Los sujetos del estudio fueron turistas extranjeros en Guatemala entendiéndose estos como individuos que residen habitualmente fuera de Guatemala, que se han trasladado de su domicilio habitual a  algún punto geográfico dentro del territorio guatemalteco por más de 24 horas, han pernoctado en el país y están por salir de él a través del Aeropuerto Internacional La Aurora.

Muestra:  Dada la limitación en cuanto a las características dinámicas de la población a ser estudiada, y la irregularidad de las actividades turísticas durante el año 2010 debido a las lluvias torrenciales que se experimentaron, el método de muestreo usado fue no probabilístico.  La muestra se recolectó durante los meses de septiembre y octubre de 2010. El tamaño de la muestra fue de 148 cuestionarios aplicados. Debido a la limitación de recursos económicos y logísticos para la recolección de la muestra, se determinó hacer las entrevistas en el Aeropuerto Internacional La Aurora en el área de registro para salida de vuelos.  Para el diseño del instrumento, se realizaron entrevistas semi estructuradas con preguntas abiertas, conducidas por el investigador.  Tomando en cuenta estos resultados, las preguntas cerradas del nuevo instrumento contemplaron en sus opciones los criterios más repetidos en las categorías denominadas atributos y beneficios. 

 Resultados

Distribución geográfica de la muestra
Los sujetos sometidos al cuestionario pertenecieron a 32 países distribuidos, principalmente en las áreas geográficas correspondientes a Centroamérica, Norteamérica, Europa Occidental y Asia del Este y en una medida mucho menor en Suramérica un país africano, uno de Oriente Medio y uno de Oceanía.  No hubo representación en las regiones de Europa del Este, Asia Central, la mayor parte de África y el subcontinente Indio.   La distribución de la muestra en términos demográficos, coincide con la recopilación de datos hecha por INGUAT en los boletines estadísticos de llegada de turistas internacionales a Guatemala.  A pesar de que el período de recolección de datos para el presente estudio se limitó a los meses de Octubre y Noviembre en la temporada baja de turismo, la distribución de los sujetos coincide con los datos de INGUAT.

Sexo y Edad

La muestra revela una mayor presencia de turistas hombres (64%) sobre las mujeres (36%) en el momento de la recolección de los datos.  Para recolectar datos relacionados a la edad, se usaron tres rangos tomando como referencia estudios de mercado previos. La muestra indica una mayor presencia de turistas en el rango correspondiente a 25 a 44 años (51%), seguido por el grupo que posee edades de 45 años o más (33%).  El grupo más pequeño fue el comprendido entre 18 a 24 años.


Los turistas adultos jóvenes son menores en número, lo que puede denotar una menor oferta adecuada a sus gustos o necesidades.

Nivel Académico y Cantidad de Acompañantes

En cuanto al nivel académico de los turistas, la muestra posee una notable predominancia de turistas con educación superior – universitaria (75%).  Esto coincide con la predominancia de turistas mayores de 25 años y la procedencia mayoritaria de sujetos de países desarrollados tales como Estados Unidos y Europa Occidental.


Los turistas que respondieron el cuestionario viajan principalmente solos (58%), seguidos por los que viajan en pareja (24%).  Esto denota una tendencia a viajar en solitario, por lo menos en los meses de octubre y noviembre, ya que este segmento representa un poco más del doble que los que viajan en pareja.  Los grupos de 3 y 4 personas representaron el 12%, los grupos de 5 a 7 un 4%, y los grupos más grandes de 8 a 40 personas solamente un 2%.

Estado Civil

La distribución del estado civil en los sujetos muestra que el 51% declararon ser casados, y el 49% dijo ser soltero o soltera.

Primera vez en Guatemala

El 46% de los turistas entrevistados declaró que era su primera vez en Guatemala, y el 54% era reincidente en el país.  Esto muestra un alto grado de reincidencia de turistas en el país al momento de la recolección de la muestra.

Visita a otros países antes y/o después de visitar Guatemala

Para determinar el patrón de viaje a Guatemala por parte de los turistas, se preguntó si éstos visitaban destinos antes o después de su presencia en Guatemala.



Como se muestra en el gráfico anterior, el 56% de la muestra indicó que tenía Guatemala como único destino en su itinerario de viaje.  El restante 44% habían visitado destinos antes o tenían planificado visitar destinos después.  El 20% declaró que Guatemala estaba dentro de ruta de visitas, ya que habían visitado por lo menos un país anteriormente y visitarían por lo menos otro país después.  El 15% de los entrevistados terminaron su viaje en Guatemala, mientras que el restante 9% llegaron al país como inicio de su viaje.

 Países o destinos visitados antes y/o después de Guatemala

El instrumento utilizado en el presente estudio contempló preguntar a los turistas cuáles eran los países que habían visitado antes o después de su estadía en Guatemala.  Debido a que en las respuestas varios sujetos dieron respuestas que correspondían más a áreas geográficas (África, Centro América, por ejemplo), que a países concretos, se determinó analizar los “destinos” más que los países, ya que para los consumidores son más importantes las áreas geográficas que los países particulares.


 Los tres destinos visitados anteriormente a Guatemala más mencionados son El Salvador, México y Estados Unidos.  Predominan las áreas geográficas próximas al país tales como Norteamérica y América Central, lo que puede denotar que los consumidores toman en consideración visitar Centroamérica o Norteamérica como parte de su itinerario de viaje.  Con respecto a los destinos visitados después de Guatemala, los tres lugares más mencionados fueron Estados Unidos, Honduras y Costa Rica.  En el caso de Estados Unidos, puede deberse a que éste país sirve como centro de distribución de vuelos para toda la región; en el caso de Honduras y Costa Rica se nota un patrón de viaje Norte – Sur, en donde se considera viajar hacia Guatemala y después visitar otros países centroamericanos.

Motivo de Viaje

El 44.59% de la muestra declaró estar en el país por motivaciones de ocio, recreo y vacaciones.  El segundo motivo más mencionado fueron los negocios o las motivaciones profesionales (22.97%), seguido por la visita a familiares y amigos (19.59%).




Los tres principales segmentos suman un total de 87.15%, siendo las principales causas de vistas turísticas en el país según la muestra recolectada.  El restante 29.73% está englobado en los motivos religiosos (8.11%), estudiar español (7.43%), congresos y seminarios (7.43%) u otros (6.76%).  Los resultados de este muestreo revelan ciertas coincidencias al compararlos con el estudio realizado para INGUAT por el grupo consultor CASABAL (2008), que sitúa al segmento de ocio recreo y vacaciones como el primer motivo de viaje (46%), visita a familiares – amigos en segundo lugar (22%) y negocios – profesionales en tercero (17%).  Los tres principales motivos coinciden aunque en distinto orden entre el segundo y el tercero.  Esto puede confirmar la misma tendencia en otra temporada del año, tomando en cuenta las fechas en las que se hicieron los muestreos de ambos estudios (marzo y abril para CASABAL contrastado con octubre y noviembre para el presente trabajo).

Datos Psicográficos

La segunda sección de preguntas del cuestionario se centró en conocer aspectos relacionados con juicios de valor y apreciaciones subjetivas de los consumidores.  Esto se hizo con la finalidad de conocer sus motivaciones y valoraciones en el afán de revelar sus perfiles de consumo y patrones de elección hacia destinos ubicados dentro de Guatemala.  Siguiendo la técnica de laddering, a continuación se muestran los resultados concernientes a los atributos más valorados en destinos guatemaltecos, los principales beneficios percibidos por la visita de turistas a Guatemala y los principales valores con los cuales los turistas se sienten identificados hacia el país.

Atributos

Los turistas entrevistados seleccionaron varios atributos que consideraron importantes al momento de seleccionar un destino dentro de Guatemala.  Los resultados se muestran a continuación.

Los principales atributos revelados por los sujetos de la muestra fueron la seguridad (60.14%), los atractivos naturales (58.11%) y los atractivos culturales (56.76%).  Tomando lo anterior en consideración, los consumidores requieren de los destinos guatemaltecos la existencia de atractivos y la existencia o percepción de seguridad.  Los precios fueron mencionados por el 45.27% de la muestra, lo cual demuestra que este factor también influye en la decisión de visita a destinos dentro del país.

Beneficios

Los principales beneficios percibidos por los turistas del presente estudio fueron: disfrute (70.27%), tranquilidad (60.81) y diversión (56.08%).  Los beneficios que menos se mencionaron fueron confianza (17.57), seguridad (13.51) y otros (13.51%).  El aspecto comodidad quedó en una calificación intermedia con 44.59%.



Se recalca aquí que los consumidores declaran obtener beneficios relacionados a disfrutar, estar tranquilos y divertirse, y al mismo tiempo obtienen pocos beneficios en cuanto a tener confianza y seguridad. 

Valores

En este estudio, se entienden como valores aquellos estados deseables que los consumidores aspiran a alcanzar en su vida.  Para conocer estos estados deseables, se utilizó la escala de valores terminales definida por Rokeach (1973); planteándole a los sujetos un listado el cual tenían que escoger los enunciados con los cuales se sentían más identificados con respecto a su visita a Guatemala.


De los 18 enunciados a escoger, los cuatro principales seleccionados por los turistas fueron “un mundo de belleza” (39.86%), “amistades verdaderas” (36.49%), “placer” (31.76%) y “felicidad” (28.38%).   En el otro extremo, los valores menos seleccionados fueron “seguridad familiar” (8.78%), “salvación o vida Eterna” (6.76%) y “seguridad nacional” (4.73%).  En esta categoría, los consumidores se identifican con sentimientos relacionados a belleza, amistades, placer y felicidad, contrastando con poca seguridad (familiar y nacional) o salvación.  Las tres categorías de atributos, beneficios y valores coinciden en cuanto a la búsqueda de atractivos, la obtención de belleza como beneficio y la valoración de un mundo bello en Guatemala.  Además, hay coincidencia en la búsqueda de seguridad, la poca obtención de la misma como beneficio, y la poca identificación hacia de valores de seguridad (familiar o nacional) con respecto a Guatemala.

Apreciaciones de la visita a Guatemala

La última categoría de preguntas estuvo enfocada a la evaluación de la visita por parte de los turistas, mencionando los tres principales aspectos positivos y tres principales aspectos negativos de su estadía en el país.  Según los consumidores, los aspectos más positivos de su visita a Guatemala fueron los atractivos (64.86%), la alimentación (49.32%) y el precio (48.65%).


Siguiendo con la tendencia de los resultados, de nuevo coincide que los turistas hayan escogido a los atractivos como el principal aspecto positivo de su visita, correspondiendo con los atributos y los beneficios percibidos.  La alimentación y el precio también fueron valorados positivamente colocándolos como fortalezas para el país.  Se hace notar que la categoría “servicio al cliente” esté en un espacio intermedio, siendo una oportunidad o reto para ser mejorado.  Los atractivos existentes en el país asimismo pueden ser del interés de personas con estudios universitarios según lo visto anteriormente en la Ilustración 16 sobre nivel académico de los turistas.  Con respecto a los aspectos negativos percibidos por los consumidores, los principales ítems seleccionados fueron “Carreteras” (74.32%), Seguridad (72.30%) y Precio (17.57%).


Destaca acá que el aspecto negativo más mencionado hayan sido las carreteras.  Este resultado fue influido por la temporada de lluvias copiosas que experimentó el país durante el 2010, lo cual fue un caso atípico con respecto a otros años.  Debido a esto, el resultado tendría grandes probabilidades de variar en futuras muestras en otras temporadas y con las mismas preguntas.  En cuanto a la seguridad, el patrón reafirma que este aspecto es el peor puntuado a lo largo de las secciones del cuestionario efectuado.  El precio aparece en tercer lugar, sin embargo representa un 17.57%, lo cual es significativamente menor que los otros dos aspectos negativos ya mencionados.

Conclusiones

La investigación tuvo como objetivo el estudio de la demanda desde una perspectiva de los consumidores.  No sólo se midió la presencia de éstos y sus características demográficas, sino también se indagó en su pensamiento, gustos y valoraciones.
Las principales tendencias en el comportamiento de los turistas reveladas por este estudio son:
-        Existe una buena proporción de turistas que visitan Guatemala como único destino en su viaje (56%), lo cual genera grandes oportunidades para crear experiencias valiosas a consumidores que no las contrastarán con otros destinos durante su viaje.
-        Existe una gran proporción de reincidencia de turistas hacia Guatemala (54%), lo cual denota consumidores fieles al destino, independientemente de sus motivaciones de viaje.  Las oportunidades de diversificación de productos o servicios se multiplican con esta reincidencia.
-        El nivel académico de los consumidores abre oportunidades para la diversificación de servicios, ya que a mayor educación, hay mayor anuencia por productos no masificados y mejor remunerados.
-        Guatemala es un país altamente valorado por sus atractivos tanto naturales como culturales, así como por sus precios.  Es importante hacer notar que a pesar de existir grandes debilidades tales como la infraestructura y la inseguridad, el destino vale la pena ser visitado por sus atractivos.
-        Guatemala posee grandes debilidades en la percepción que se tiene del país como destino inseguro, lo que puede generar desconfianza por parte de los consumidores. 
-        A pesar de las debilidades en seguridad, los consumidores consideran que Guatemala ofrece como beneficios la posibilidad de generar amistades verdaderas, y disfrutar de placer y felicidad.
-        La alimentación fue altamente valorada en las apreciaciones de los consumidores, lo cual representa un gran potencial en la prestación de servicios y productos hacia turistas.

Bibliografía

Alonso Rivas, J., & Grande Esteban, I. (2004). Comportamiento del Consumidor. Madrid: ESIC.
ASIES. (2004). III Encuesta al Sector Turismo: Hoteles y Operadores de Turismo. Guatemala: ASIES.
ASIES. (2005). IV Encuesta al Sector Turismo: Hoteles y Operadores y/o Mayoristas de Turismo. Informe de Resultados. Guatemala: ASIES.
ASIES. (2008). V Encuesta al Sector Turismo: Hoteles y Operadores y/o mayoristas de Turismo. Guatemala: ASIES.
ASIES. (2009). VIII Encuesta al Sector Turismo: Hoteles y operadores y/o mayoristas de Turismo 2008. Guatemala: ASIES.
ASIES. (2010). XI Encuesta al Sector Turismo: Hoteles y operadors y/o mayoristas de Turismo 2009. Guatemala: ASIES.
Banco de Guatemala. (Enero de 2011). Balanza Cambiaria: Ingresos. Años 1980-2011. Millones de US dólares. Recuperado el 25 de Febrero de 2011, de Banco de Guatemala: http://www.banguat.gob.gt/inc/ver.asp?id=/pim/pim12&e=90203
Banco de Guatemala. (Enero de 2010). Ingreso de Divisas por Remesas Familiares. Recuperado el 12 de Agosto de 2010, de http://www.banguat.gob.gt/inc/main.asp?id=33190&aud=1&lang=1
Bernard, H. R. (2000). Social research methods: qualitative and quantitative approaches. Thousand Oaks: SAGE.
CAMTUR. (2010). Directorio de Asociados CAMTUR 2010. Guatemala.
CASABAL - OPINION RESEARCH. (2007). Presentación Gráfica, Informe de Resultados Estudio "Identificación del Perfil del Turismo Emisor y Receptor". Guatemala.
Dalliès, C. (2008). Manual de buenas prácticas para la actividad de observación de aves en Guatemala (1 ed.). Guatemala, Guatemala: Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT).
Ereaut, G. (2002). Qualitative market research: principle and practice. Londres: SAGE.
Guerrien, B. (1998). La Microeconomía. Medellín: Departamento de Economía, Universidad de Colombia.
Hudson, S. (1999). Consumer Behavior Related to Tourism. En A. Pizam, & Y. Mansfeld, Consumer Behavior in Travel and Tourism (págs. 7-31). New York: The Harworth Hospitality Press.
INGUAT. (2009). Boletín Estadístico Guatemala 2009. Recuperado el 5 de Julio de 2010, de http://estadisticas.corazondelmundomaya.com/
INGUAT. (2010). Guatemala, corazón del mundo Maya - Hoteles. Recuperado el 15 de Octubre de 2010, de http://www.visitguatemala.com/web/index.php?option=com_content&task=view&id=48&Itemid=55
Kaciak, E., & Cullen, C. W. (2009). A method of abbreviating a laddering survey. Journal of Targeting, Measurement and Analysis Marketing , 17, 105-113.
Kotler, P. (2001). Dirección de Marketing (1 ed.). Naucalapan de Juárez, Estado de México, México: Person Educación.
Maslow, A. (1943). A theory of human motivation. Psycological Review , 50, 370-96.
MECANALYST. (2010). Mecanalyst. Recuperado el 12 de Marzo de 2010, de The means-end chain model: http://skymax-dg.com/mecanalyst/chain.html
Modesto Veludo-de-Oliveira, T., Akemi Ikeda, A., & Cortez Campomar, M. (2006). Discussing Laddering Application by the Means-End Chain Theory. The Qualitative Report , 11 (4), 626-642.
OMT. (2001). Introducción al Turismo. Madrid: OMT.
Perner, L. (2009). Consumer Behavior: The Psychology of Marketing. Recuperado el 25 de Febrero de 2001, de USC Marshall School of Business: http://www.consumerpsychologist.com/
Petit, C., & Graglia, M. S. (2009). Introducción a la Psicología Social: Manual para los estudios de Turismo. Córdoba: Brujas.
Rey Graña, C. (1998). Economía del Turismo: estructura de mercados e impacto sobre el desarrollo. Galicia: Asociación Hispanik.
Rivera Camino, J., Arellano Cueva, R., & Morelo Ayala, V. (2009). Conducta del Consumidor: Estrategias y políticas aplicadas al marketing. Madrid: ESIC.
Rokeach, M. (1979). Understanding Human Values: Individual and Societal. New York: The Free Press.
Rubalcaba Bermejo, L., Gago Saldaña, D., & Maroto Sánchez, A. (2005). Relaciones entre globalización y servicios: ventajas competitivas de los servicios europeos y españoles en el comercio internacional. Competitividad e internacionalización de los servicios en los países europeos (824), 93-115.
SEGEPLAN. (2010). Base de Datos de Asistencia al Desarrollo -DAD-. Recuperado el 12 de Julio de 2010, de http://208.96.143.235/dad/
Targowski, A. (2005). From data to wisdom. Dialogue & Universalism , 55-71.
UNWTO. (2009). Organización Mundial de Turismo. Madrid: OMT.








El turismo y las comunidades en Guatemala: Breve historia y análisis

Lic. Pablo Estuardo Alarcón [1]


Introducción

En la actualidad, el turismo representa para Guatemala el segundo generador de divisas, por detrás de las remesas familiares (BANGUAT, 2009).  Su crecimiento ha sido constante y sostenido a lo largo de las últimas dos décadas.  Guatemala ha representado un destino accesible a los principales centros emisores mundiales de turismo conformados por Estados Unidos, Canadá y el Centro de Europa.  Su rica biodiversidad, en conjunto con sus rasgos culturales, la han posicionado como un destino de gran atractivo para los consumidores.  Debido a esta riqueza, ha sido necesario establecer parámetros para el aprovechamiento turístico de los destinos, de una manera eficiente y sostenible.  Como resultado de esto, surgen modalidades de turismo responsable con los recursos y atractivos a visitar. 

Últimamente, existe una diversificación en cuanto a la oferta de productos y servicios turísticos, surgiendo modalidades tales como el turismo de aventura, el ecoturismo o el turismo cultural.  Este último ha cobrado mayor notoriedad, debido a la cobertura mediática que recibe y a su aparición en las agendas de desarrollo por parte de diferentes entes relacionados al tema turístico y/o al tema social. Sin embargo, aparte de la familiaridad que pueda tener el término actualmente, existen varios interrogantes con respecto al mismo, tales como: ¿es un fenómeno nuevo? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Cómo encajan las empresas tradicionales en este tipo de turismo? ¿Las comunidades pueden lucrar con actividades turísticas?  El abordaje a estas preguntas requiere hacer un análisis histórico de la dinámica entre el turismo y las comunidades en Guatemala. Implica también conocer a los diferentes actores que han influido en las políticas nacionales, y establecer el papel que pueden tener las comunidades en el sector turismo.

El turismo y su dinámica

El sector turismo está conformado, como todas las actividades económicas, por los factores de oferta y demanda.  Para hacer una caracterización de ambas en el sector, establecemos la definición de “turismo” propuesta por la Organización Mundial de Turismo (OMT, 1994), la cual establece que:

“el turismo comprende las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos a su entorno habitual, por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año y mínimo de 24 horas, con fines de ocio, por negocios y otros”

Tomando en cuenta esta definición, la demanda está conformada por todas aquellas personas que se desplazan a lugares distintos a su entorno, y por lo menos pernoctan una noche, sin establecerse más de un año; y cuyos fines son el ocio, los negocios y otros.  A todos aquellos que se desplazan, pero visitan un lugar menos de 24 horas son llamados “excursionistas”.
En cuanto a la oferta, la OMT la define como “el conjunto de productos turísticos y servicios puestos a disposición del usuario turístico en un destino determinado, para su disfrute y consumo”.
Considerando las definiciones de demanda y oferta en el sector del turismo, la primera está conformada por turistas con necesidades centradas principalmente en la alimentación, hospedaje, transporte y logística, con otros agregados según la modalidad de turismo que practiquen (entretenimiento y ocio, facilidades para hacer negocios, etc).   Siendo así, los oferentes son todos aquellos que satisfacen estos requerimientos, además de servicios y productos conexos a estas actividades (tales como la infraestructura vial, los servicios de salud, seguridad ciudadana, y los servicios financieros, entre otros).

El sector del turismo ha tenido su dinámica principalmente en el sector público que la regula y la promueve (representado principalmente por el Instituto Guatemalteco de Turismo –INGUAT-, y en algunos casos por algunas municipalidades), el sector privado empresarial que desarrolla las actividades económicas (representado por gremiales tales como la Cámara de Turismo –CAMTUR-) y las entidades no gubernamentales (ONGs y agencias de cooperación internacional) que han identificado al turismo como alternativa para el desarrollo económico local.  Además estos tres sectores bien definidos, se puede incluir un cuarto sector, conformado por las comunidades locales, quienes en la primera década del siglo XXI han consolidado su participación en el turismo como sector formal organizado.

Perfil histórico del turismo y las comunidades en Guatemala

Desde los primeros esfuerzos para la finalización del conflicto armado interno en la década de 1980, con los acuerdos de Esquipulas y el primer gobierno electo democráticamente después de varias décadas en el año 1986, Guatemala sentó bases que favorecieron su imagen externa.  Esto contribuyó a una explosión en el aumento del arribo de turistas; provenientes principalmente de Norteamérica y Europa.  La tendencia incentivó el sector turístico, generando conciencia hacia esta actividad como una alternativa viable en el desarrollo económico del país. 

Paralelamente a los esfuerzos democráticos, en el gobierno del presidente Vinicio Cerezo Arévalo, en 1986 se conforma la Comisión Nacional de Medio Ambiente -CONAMA-, a partir de la declaración de la primera Ley Ambiental.  Esto propicia más tarde la creación de la Ley de Áreas Protegidas (año 1989), y del ente que las regula: el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP-.  A raíz de estos acontecimientos, Guatemala establece mecanismos para la protección y manejo de los recursos naturales en áreas protegidas, principalmente en la denominada “Reserva de Biósfera Maya” situada en el norte del departamento de Petén (Pilón, 2007).  Estos acontecimientos sentaron bases en cuanto al uso de los recursos naturales como recursos susceptibles de uso turístico.

En el año 1991, como producto de los acuerdos de paz, la ACNUR (agencia de la ONU para los refugiados), a través del gobierno guatemalteco, conforma la Comisión Nacional para la Atención de Repatriados, Refugiados y Desplazados (CEAR) que promovió el retorno de comunidades desplazadas por la guerra interna desde México hacia Guatemala (ACNUR, 1991). Como resultado de estas acciones y de las legislaciones existentes en materia de recursos naturales, se establecen planes para la concesión de extensiones forestales a grupos comunitarios para su conservación y uso, contemplando el ecoturismo dentro de estos planes (Rodas, 2001).

En el transcurso de la década de 1990, se contempla la actividad turística dentro de las negociaciones de Paz, particularmente en el “Acuerdo Sobre el Cronograma para la Implementación y Verificación de los Acuerdos de Paz” (suscrito en 1996),  donde se establece en los artículos 168 (Concesiones de Manejo de Recursos Naturales) y 170 (Programa de Manejo de Recursos Naturales Renovables), líneas de acción que contemplan la modalidad de ecoturismo para el desarrollo y manejo sostenible de los recursos naturales renovables tal y como se puede apreciar en las siguientes citas textuales:

“…Concesiones de manejo de recursos naturales
168. Para 1999, haber otorgado a pequeños y medianos campesinos legalmente organizados, en concesiones de manejo de recursos naturales, 100,000 hectáreas dentro de áreas de uso múltiple para fines de manejo forestal sostenible, administración de áreas protegidas, ecoturismo, protección de fuentes de agua y otras actividades compatibles con el uso potencial sostenible de los recursos naturales de dichas áreas…”

“…Programa de manejo de recursos naturales renovables
170. Impulsar un programa de manejo de recursos naturales renovables que incentive la producción forestal y agroforestal sostenible, así como proyectos de artesanía, ecoturismo, y pequeña y mediana industria que den valor agregado a productos del bosque…”  
(Gobierno de Guatemala – URNG – ONU, 1996)

Estos enunciados se concretan parcialmente con las concesiones forestales en el departamento de Petén, donde se otorgaron extensiones dentro de la Reserva de Biósfera Maya a grupos comunitarios organizados dentro de la figura de Cooperativas de Comercialización de productos y servicios.  Sin embargo, aunque siempre se ha mencionado al turismo como parte de las funciones a desarrollarse en estas cooperativas, sus actividades se han centrado principalmente en la transformación y comercialización de productos forestales, en especial los maderables, debido a la rentabilidad que estos productos representan para los asociados.  No obstante lo anterior, las diferentes comunidades forestales del departamento del Petén se encuentran agremiadas en la “Asociación de Comunidades Forestales de Petén” (ACOFOP), la cual tiene dentro del índice de sus proyectos al denominado “Proyecto de Fomento del Manejo Integral de los Recursos Naturales y Culturales de la Reserva de la Biosfera Maya, mediante la participación comunitaria en el Turismo Sostenible.”

Después de la firma de la paz en el año 1996, diversas entidades de cooperación internacional para el desarrollo ofrecieron programas destinados al desarrollo rural en diferentes temas y áreas geográficas.  Las regiones que más atención recibieron fueron aquellas donde el conflicto armado tuvo mayores repercusiones y víctimas.  Así, hubo gran flujo de recursos técnicos y financieros destinados a proyectos de mejoramiento de vida, donde se contempló el aspecto de productividad como alternativa de desarrollo.  Dentro de este enfoque, fue común encontrar en los planes operativos, propuestas relacionadas a iniciativas turísticas, principalmente de hospedaje y alimentación para visitantes extranjeros (Rodas, 2001).

Conjuntamente con los proyectos de cooperación internacional de colaboración directa con el gobierno guatemalteco, surge también desde finales de la década de 1980 gran cantidad de ONGs, financiadas en gran parte por fondos provenientes de países desarrollados con la intención de realizar proyectos encaminados al desarrollo.  En estos casos, el turismo también es considerado dentro de varias iniciativas, como el caso de la Fundación Defensores de la Naturaleza en los planes de conservación de la Reserva de Biósfera de Sierra de las Minas y la Reserva de Vida Silvestre Bocas del Polochic en el período 1995-2000; o la Fundación ProPetén con una iniciativa de giras ecológicas con base comunitaria en los años 1998-2003.
Dentro el ámbito de la microempresa, el Ministerio de Economía, con la cooperación de la Comunidad Económica Europea establecieron el Programa de Apoyo al Sector Informal en Guatemala (PROSIGUA), el cual existió en el lapso de los años 1995 a 1998.  Dentro de sus funciones, contemplaron la asistencia a la microempresa, dándole un énfasis marcado al desarrollo turístico.  Como resultado de esto, se logró hacer una caracterización de la microempresa turística en Guatemala (Piedra, 1999), y el apoyo al desarrollo de un proyecto de hospedaje en casas familiares en los municipios de Nebaj, Chajul y Cotzal en departamento de Quiché (Alarcón, 2000). 

Las políticas turísticas oficiales y la agremiación del sector

Guatemala se ha considerado desde varias décadas atrás como un destino turístico enfocado en sus riquezas culturales, principalmente en lo que respecta a cultura viva representada en las veintidós etnias indígenas que la conforman.  Las manifestaciones culturales relacionadas a indumentaria, forma de vida, color local y condiciones de vida tradicionales, en conjunto con sitios arqueológicos prehispánicos y coloniales han representado la carta de presentación de la nación a través de las décadas de 1970, 1980 y 1990.  En la década de 1990, el INGUAT estableció una categorización de varios “sistemas-producto” que segmentan el país en varias regiones, con la finalidad de comercializar diferentes servicios y productos en función de los recursos que se distribuyen geográficamente en la nación.  Los sistemas definidos fueron:

1.  Guatemala Moderna y Colonial: situada en los departamentos de Guatemala y Sacatepéquez, centrada en las ciudades de Guatemala y Antigua Guatemala.

2.  Altiplano Indígena Vivo: abarcando la región conocida como el “altiplano” que abarca los departamentos de Chimaltenango, Sololá, Totonicapán, Quetzaltenango, Quiché, Huehuetenango y parte de San Marcos.  En esta región se centran los destinos tradicionales de Panajachel y Chichicastenango; además de las manifestaciones culturales indígenas vivas ya mencionadas.

3.  Aventura en el Mundo Maya: Sistema que abarca el departamento de Petén.  Abarca variedad de sitios arqueológicos mayas prehispánicos, dentro de los cuales se incluye la ciudad de Tikal, uno de los principales destinos turísticos guatemaltecos.

4.  Un Caribe Diferente: Tiene su cobertura en la Costa Atlántica en el departamento de Izabal.  Se centra en los recursos naturales selváticos del departamento y las manifestaciones culturales garífunas ante la inexistencia de playas de arena blanca y mar azul que predominan en otros destinos del mar Caribe tales como Belice, Honduras y las islas caribeñas.

5.  Paraíso Natural:  Centra su territorio en los departamentos de Alta y Baja Verapaz, haciendo énfasis en los recursos naturales, principalmente en las regiones montañosas de las sierras de las Minas, Chuacús y Chamá, donde predomina el denominado “bosque nuboso”, dentro del cual se ubica el Biotopo para la Conservación del Quetzal Mario Dary Rivera.

6.  Guatemala por Descubrir:  Este sistema ha sido denominado a partir del año 2008 como “Oriente, Místico y Natural” y abarca la región que popularmente se denomina “Oriente”, que abarca los departamentos de El Progreso, Zacapa, Chiquimula, Jalapa, parte de Santa Rosa y parte de Jutiapa.  Es la región con menos desarrollo turístico hacia visitantes internacionales, con la excepción de Esquipulas en el departamento de Chiquimula, sitio turístico importante para turismo religioso a nivel regional en los países centroamericanos y México.

7.  Costa Pacífico: Este sistema ha sido denominado a partir del año 2008 como “El Pacífico, Exótico y Diverso”.  Contempla toda la franja de la costa del Océano Pacífico en los departamentos de San Marcos, Retalhuleu, Suchitepéquez, Escuintla, parte de Santa Rosa y parte de Jutiapa.

Los sistemas-producto se han establecido desde entonces como estrategia de mercadeo para la promoción de Guatemala en los principales mercados internacionales, primordialmente Estados Unidos, Canadá y Europa Central.

En el año 2000, el INGUAT estableció la “Estrategia Nacional de Turismo” dentro de la cual, se propuso la descentralización de la labor turística del sector público y la coordinación entre los diferentes actores del cluster turístico.  Como resultado de esta línea de acción se estableció la creación de “Comités Locales de Turismo”, los cuales tenían por objetivo ser instancias de participación de los sectores clave en el ámbito local para efectos de formular y ejecutar, con amplia participación y consenso planes de desarrollo de su localidad (Gobierno de Guatemala, 2000).  Además, en esta estrategia, se impulsa un programa de seguridad turística, la cual establecerá más tarde el programa de Asistencia al Turista (ASISTUR) coordinado por INGUAT hasta la actualidad.

En el año 2003, la CAMTUR en conjunto con el INGUAT, definen la “Política Nacional para el Desarrollo Turístico de Guatemala 2004-2014”, la cual amplía las líneas de acción contenidas en la estrategia anterior, en los siguiente apartados: Estructura institucional, consolidación y desarrollo de destinos turísticos, integración turística regional, sistema de información turística, cultura y formación turística, mercadeo y programa de seguridad.  Dentro de esta nueva política, los Comités Locales de Turismo se transforman en “Comités de Autogestión Turística” (CAT), en los cuales se establece el empoderamiento local como clave para el desarrollo, donde colaboran las autoridades locales, los consejos de desarrollo urbano y rural, representantes de empresarios locales relacionados con el turismo, grupos organizados de la comunidad, representantes de organizaciones no gubernamentales y representantes de la cooperación internacional.  También se establece el papel de INGUAT en estos comités como facilitador y asesor en labores de desarrollo y mercadeo turístico, para que éstos obtengan autonomía en la gestión de su propio desarrollo.  Para la adecuada ejecución de esta línea de acción, se estableció la necesidad de conformar a los CATs de personería jurídica bajo la figura de asociaciones civiles, lo cual les faculta a poseer un patrimonio y la gestión y administración de recursos monetarios para el cumplimiento de sus objetivos.

A partir de este momento, las comunidades interesadas en desarrollar iniciativas relacionadas al turismo han tenido diversas dinámicas con respecto a los Comités de Autogestión Turística que les competen geográficamente.

En 1999 el gobierno de Guatemala declara por medio del acuerdo gubernativo 942-99, el Programa Nacional de Competitividad, el cual define, impulsa y apoya acciones concernientes a la inversión productiva en el país y su competitividad.  En el caso específico del turismo, ha promovido la creación de las “Agendas Compartidas de Competitividad Turística” (ACCT) en seis departamentos,  las cuales identifican las estrategias y acciones de proyectos a ejecutarse en 2009, 2010 y 2011, con el fin de aumentar el número de turistas, el gasto diario que realizan, el tiempo de estadía y la ocupación hotelera.  En acciones puntuales, estas agendas han identificado el trabajo conjunto entre empresas privadas y proyectos de naturaleza comunitaria.

Después del cambio de milenio, Guatemala poseía ya varias instancias públicas, privadas y de cooperación, interactuando en diferentes localidades en la mayor parte del país.  En el año 2004, la Organización Internacional de Trabajo (OIT) convoca en la ciudad de Guatemala, el primer Encuentro Consultivo de Turismo Comunitario, realizado en el mes septiembre.  Como resultado de este encuentro, se establecen criterios para propiciar esta modalidad de turismo de una manera oficial, involucrando a comunidades rurales, universidades, sector privado y ONGs.  Al año siguiente, se conforma la Federación Nacional de Turismo Comunitario (FENATUCGUA), integrada por diferentes proyectos turísticos comunitarios, bajo la ayuda y colaboración de CAMTUR, el INGUAT y la OIT.  A partir de este momento, se adopta la definición de “Turismo Comunitario” establecida por la Red de Turismo Comunitario de América Latina (REDTURS) auspiciado por OIT; la cual lo precisa como “el conjunto de emprendimientos de propiedad y autogestión comunitaria que operan bajo los principios de ser socialmente solidarios, ambientalmente responsables, culturalmente enriquecedores y económicamente viables.” (REDTURS-OIT, 2003).

Por su parte, la CAMTUR creó una propuesta que fue aprobada y financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con colaboración del INGUAT. Esta propuesta contemplaba la caracterización de proyectos relacionados a turismo comunitario en el altiplano central, occidental y las Verapaces. Además, se hicieron tres propuestas para rutas temáticas, capacitación y asistencia a proyectos; y propuesta de mecanismos de promoción.  El proyecto fue nombrado B’yanik, y tuvo operaciones en el lapso de los años 2006-2008.

Paralelamente, desde el año 2001, la institución Counterpart International, con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Universidad de Vanderbirt (localizada Nashville, Tenesee, EEUU), la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (INTECAP) y el Ministerio de Cultura y Deportes, apoyaron iniciativas relacionadas a turismo sostenible en la región norte del departamento de Alta Verapaz con el proyecto denominado “Puerta al Mundo Maya”. Esta iniciativa se centró en el empoderamiento de comunidades rurales pertenecientes a la etnia Q´eqchí, en la prestación de servicios turísticos, administrados por las poblaciones locales.

Además, Counterpart International también lideró el consorcio público – privado denominado “Alianza para el Turismo Comunitario”, conformado por diferentes entes relacionados a turismo y comunidades.  Esta alianza se inició en el año 2006, terminando a finales de 2009.  Sus objetivos fueron el apoyo a empresas turísticas comunitarias, mejores accesos a mercadeo, el mejoramiento de  las capacidades de las comunidades, y el aumento del apoyo para la conservación de la diversidad biológica alrededor de los sitios del proyecto.

Las comunidades como proveedores turísticos

Las comunidades en Guatemala poseen un rango extenso de características según su nivel de organización, cultura, idioma, historia y localización geográfica.  Sin embargo, se puede clasificar la relación de una comunidad con el turismo según las siguientes categorías:

1.  Comunidades como destinos turísticos.  Ciertas localidades tienen como mayor recurso el patrimonio cultural vivo.  En este caso, los habitantes y comunidades receptoras son en sí el atractivo del destino.  En esta categoría se encuentra la población de Chichicastenango en el departamento de Quiché y el poblado de San Juan Chamula en Chiapas, México.   Los turistas son atraídos por las manifestaciones culturales de los habitantes, tales como la indumentaria y las costumbres cotidianas propias de sus etnias.  En estos casos, las comunidades no necesariamente son proveedores de servicios por voluntad propia.

2.  Comunidades como proveedores de productos o servicios directos al consumidor final.  Los casos más documentados sobre turismo comunitario se concentran en esta categoría.  Generalmente las comunidades aprovechan un flujo existente de visitantes extranjeros para ofrecer productos artesanales o servicios de alimentación, hospedaje o entretenimiento.   Generalmente se establece en la figura de turismo comunitario un esquema de colaboración conjunta entre varios miembros de la comunidad, para comercializar productos o servicios turísticos a través de un canal común de comercialización, y una distribución de las utilidades entre los miembros participantes, o su reinversión en programas comunitarios.  Sin embargo, también existen emprendedores por cuenta propia, especialmente en el sector artesanal, quienes ofrecen sus productos o servicios individualmente a los consumidores.

3.  Comunidades como proveedores de productos o servicios a intermediarios. La intermediación es un factor importante a ser tomado en el sector del turismo.  Los consumidores finales, regularmente requieren de uno o varios intermediarios para la planificación de sus viajes y la ejecución de los mismos.  La intermediación turística está representada por agencias de viaje, operadores de viaje internacionales, navieras de cruceros, operadores de viaje locales, y en casos más particulares, guías de turismo, hoteles y restaurantes, quienes recomiendan o venden servicios de terceros a los turistas.  Tomando esto en cuenta, ciertas comunidades han identificado como su principal cliente al sector de intermediación turística.  Tal es el caso de la Asociación Q’eqchi, Ak’ Tenamit, que opera un centro de artesanías y provee servicios de restaurante a orillas del Río Dulce, en la aldea Barra Lámpara, Livingston, Izabal.  En este caso, el área de la Costa Atlántica y del Río Dulce tiene una alta visitación de turistas que ingresan al país a través de cruceros.  Este tipo de turismo está manejado por las empresas navieras que funcionan como un operador de turismo internacional que vende paquetes especializados a sus pasajeros en cada puerto de desembarque.   Tomando esto en consideración, la negociación de los servicios y productos turísticos se realiza entre la empresa naviera y los actores locales (operadores de turismo locales y otros grupos organizados).  La asociación Ak’ Tenamit ofrece sus instalaciones a orillas del Río Dulce como un centro comunitario que brinda productos artesanales étnicos con un valor agregado basado en comercio justo (los ingresos obtenidos por actividades turísticas son usados para proyectos de educación y salud).  Este destino no es ofrecido a los consumidores finales, sino a los intermediarios, debido al alta influencia que tienen éstos sobre el poder de compra de aquellos.

4.  Comunidades como empleados de empresas turísticas.  Existen casos donde las empresas turísticas han sido factores importantes para el desarrollo turístico de ciertas localidades.  En estos casos, las empresas son fuente de empleo para miembros de la comunidad.  También se da el caso de alianzas entre los representantes del poder local y estas empresas para que éstas contribuyan en el desarrollo local a través de labor social, educativa o ambiental.  En el caso del poblado de San Andrés en el departamento de Petén, el desarrollo turístico estuvo influenciado en gran medida por la existencia del Hotel Ecológico Ni’Tun, el cual, además de tener una relación cordial con la comunidad, ha apoyado en los esfuerzos municipales para el desarrollo local.  El éxito de esta empresa, ha incentivado la inversión en el municipio y la participación de más miembros comunitarios en iniciativas turísticas.

Además de las categorías anteriores, podría teorizarse otras, que, aunque no existan ejemplos documentados, podrían existir (actualmente o en el futuro):

5.  Comunidades como intermediarios de productos o servicios turísticos

6.  Comunidades como empleadoras de mano de obra no – comunitaria

7.  Comunidades como consumidores de productos o servicios turísticos

La inexistencia de bibliografía o iniciativas que aborden estas últimas tres categorías puede deberse a los enfoques que tradicionalmente se asumen respecto al papel que tienen o deberían asumir las comunidades en el sector turismo.

Las certificaciones turísticas y las comunidades

En el sector del turismo, el interés creciente por la sostenibilidad ha generado una demanda de servicios que sean responsables, tanto en lo ambiental como en lo cultural.  Para asegurar estos requerimientos, diferentes instituciones han creado sistemas de certificación para garantizar un turismo “responsable” por parte de los oferentes.  El objetivo de este tipo de certificaciones es auditar a las empresas turísticas (operadores de turismo, hoteles, restaurantes y proyectos comunitarios), para que cumplan con estándares mínimos en cuanto a su sostenibilidad económica, ambiental y sociocultural.  Toda vez que las empresas inscritas en la certificación cumplan con la calificación requerida según estos criterios, se procede a otorgar un certificado o sello que puede ser usado para fines mercadológicos o de relaciones públicas.  Esto genera beneficios tanto para las empresas, como para las comunidades que se encuentran en su radio de acción. Según los criterios de sostenibilidad, se establece por norma la participación de miembros comunitarios dentro de la planilla de personal permanente, programas de fortalecimiento de la identidad, difusión cultural hacia los turistas, protección del patrimonio cultural, códigos de ética y conducta para los turistas en cuanto a su relación con la comunidad, y alianzas estratégicas con proveedores locales de insumos necesarios para las operaciones de las empresas (alimentos, mobiliario, decoración, servicios, etc.) entre otros.  Además, las certificaciones no sólo califican empresas lucrativas, también pueden auditar y certificar proyectos de naturaleza comunitaria.
En el caso guatemalteco, la certificación que ha cumplido con estos criterios, ha sido la denominada “Green Deal” administrada por la ONG “Alianza Verde” quien estuvo a su cargo hasta el año 2009, apoyada por la organización Rainforest Alliance y la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA). 

Conclusión:

El fenómeno de las comunidades como proveedores de servicios o productos de naturaleza turística no es algo nuevo en Guatemala.  Tiene sus raíces desde la década de 1980.  Sin embargo, la conceptualización de la modalidad de “Turismo Comunitario” tal y como lo ha establecido la OIT, se origina más recientemente, en la década de 2000.


La dinámica de los diferentes actores del sector turismo en Guatemala ha sido bastante diversa en cuanto a las políticas oficiales, las iniciativas particulares y la cooperación internacional, a lo largo de los últimos veinticinco años.  Cada uno de los enfoques abordados ha considerado a las comunidades desde perspectivas diferentes.  Sin embargo, en los últimos cinco años, la modalidad de turismo comunitario ha tomado un interés particular en las diferentes agendas de desarrollo turístico en Guatemala.


El turismo comunitario se enmarca dentro de la modalidad de turismo sostenible, y se complementa con otras modalidades tales como el ecoturismo y el turismo cultural.


A pesar de la trayectoria existente sobre turismo en áreas rurales y microempresas turísticas, la bibliografía a disposición no analiza la efectividad de las iniciativas emprendidas a lo largo del tiempo.  Esta carencia de información limita la interpretación del fenómeno a su evolución histórica y a las intenciones por parte de quienes iniciaron los procesos.  Sin embargo, podría ser de mucha más utilidad establecer los patrones de éxito y fracaso basándose en los objetivos fijados para cada proyecto.

Se establece aquí un primer acercamiento académico del fenómeno del turismo y las comunidades como base para el establecimiento de futuras líneas de investigación.

Bibliografía:

Alarcón, P. (2000) Formulación de un plan estratégico para una empresa de servicios turísticos de hospedaje en los municipios de Nebaj, San Juan Cotzal y Chajul, departamento de Quiché. Guatemala: http://www.scribd.com/doc/19432060/Plan-Estrategico-para-Hospedajes-en-Nebaj-Chajul-y-Cotzal-Quiche-Guatemala

ACNUR.  (1991)  Carta de entendimiento entre el gobierno de Guatemala y la oficina de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los refugiados relativo a la repatriación voluntaria de los refugiados guatemaltecos.  Guatemala : http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/1431.pdf

Asociación Ak’Tenamit, AGRETUCHI, FENATUCGUA. (2006) Propuesta: Implementación de una Escuela en la región de las Verapaces, replicando el modelo existente en Izabal, Guatemala. Guatemala. Obtenido el 18 de Enero de 2010: http://www.scribd.com/doc/6871071/Propuesta-STEP-Escuela-Turismo-Comunitario-Sustentable-Verapaces-Guatemala

Banco de Guatemala (2009)  Estadísticas económicas: Años 2008-2010.  Guatemala.  Obtenido el 18 de Enero de 2010: http://www.banguat.gob.gt/inc/main.asp?id=33190&aud=1&lang=1

Cámara de Turismo de Guatemala. (2003) Política Nacional para el Desarrollo Sostenible de Guatemala 2004-2014.  Guatemala.

CASABAL. (2006) Informe Final: Consultoría de desarrollo del turismo en Sololá. Guatemala. Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://www.scribd.com/doc/7389183/Desarrollo-Del-Turismo-en-Solola-SOCODEVI-CECI

Cooperativa Carmelita, San Andrés Petén. (2009) Plan de desarrollo comunitario de Carmelita. Proyecto de Fortalecimiento a la Diversificación Económica y Gestión Local de las Organizaciones Comunitarias de Petén – Proyecto DEGL. Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://www.scribd.com/doc/16733348/PDC-CARMELITA

Del Valle, D. (2002) Certificaciones Turísticas en Centroamérica: Actualización de Estudios.  Rainforest Alliance - PROARCA.  Guatemala: http://www.rainforest-alliance.org/tourism/documents/study_results.pdf

Gobierno de Guatemala – URNG – ONU  (1996)  Acuerdo Sobre el Cronograma para la Implementación y Verificación de los Acuerdos de Paz.  Guatemala : http://www.congreso.gob.gt/Docs/PAZ/ACUERDO%20SOBRE%20EL%20CRONOGRAMA%20PARA%20LA%20IMPLEMENTACI%C3%93N.pdf

Gobierno de Guatemala (2000) Estrategia Nacional de Turismo.  Guatemala.

Obando, J. (2008) Características de las microempresas y sus necesidades de formación en Centroamérica y República Dominicana. Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana (CECC). San José, Costa Rica: http://portal.oit.or.cr//dmdocuments/oml/observa_form.pdf

Piedra, S.  (1998)  Análisis sobre la microempresa turística en Guatemala.  Programa de apoyo al sector informal en Guatemala (PROSIGUA).  Guatemala: http://www.infomipyme.com/Docs/GT/Offline/infmitur.htm

Pilón, M. (2007) Las áreas protegidas. Prensa Libre, 24 febrero 2007. Obtenido el 18 de Enero de 2010: http://www.prensalibre.com.gt/pl/2007/febrero/24/164243.html

Prismack, R., D. Bray, H. Galletti, I. Ponciano. (1998) Timber, Tourists, and Temples: Conservation and Development in the Maya Forest of Belize, Guatemala, and Mexico.  Island Press. Washington, DC.

Red de Turismo Sostenible de Latinoamérica REDTURS – OIT. (2003) Declaración de San José sobre turismo rural comunitario.  San José, Costa Rica: http://www.redturs.org/inicio/docu/DeclaracionSan-Jose-Espa.pdf

Rodas, I. (2001) Las rutas del norte, la migración por el Usumacinta, Guatemala. En: Amérique Latine Histoire et Mémoire. Les Cahiers ALHIM, 2 [En línea], Puesto en línea el 16 junio de 2006: http://alhim.revues.org/index593.html. consultado el 15 de enero de 2010.

Romero, W. (2006) Cadenas de Valor: Una aproximación conceptual y metodológica para su estudio. Reflexiones Económicas.  Instituto de Investigaciones Económico Sociales IDIES-URL.  Guatemala.

Segura, G., C. Inman. (1998) Turismo en Guatemala: El reto de la competitividad. Centro Latinoamericano de Competitividad y Desarrollo Sostenible, INCAE. Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://www.incae.com/ES/clacds/nuestras-investigaciones/pdf/cen610filcorr.pdf

Sociedad Civil Organización, Manejo y Conservación OMYC, Uaxactún, Flores, Petén.    (2008) Plan de desarrollo comunitario de Uaxactún. Proyecto de Fortalecimiento a la Diversificación Económica y Gestión Local de las Organizaciones Comunitarias de Petén – Proyecto DEGL.  Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://www.scribd.com/doc/16733053/PDC-OMYC-UAXACTUN

USAID – Counterpart International. (2006) Alianza para el Turismo Comunitario: Plan de Trabajo para el Año 2007.  Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://www.scribd.com/doc/6871084/Plan-de-trabajo-Alianza-para-el-Turismo-Comunitario-AF-07-dic

(2006) Boletín Internacional de Desarrollo Local Sostenible: Boletín de Información #28 Obtenido el 14 de Enero de 2010: http://desarrollo-local.blogspot.com/2006_04_01_archive.html


[1] Licenciado en Ecoturismo, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IDIES) de la URL.  Educador y formador turístico.  Ha sido consultor para el desarrollo turístico en Guatemala y Centroamérica.

-