¿Por qué los proyectos turísticos no funcionan?









¿ONG's que promocionan el turismo y luego fracasan?









¿Inversión estatal y proyectos internacionales que no tienen seguimiento?









Estos ejemplos abundan a lo largo y ancho del país. El fenómeno comenzó al inicio de la "era demócratica" en los años 80's con el gobierno de Vinicio Cerezo. En ese entonces Guatemala era toda esperanza.... se había comenzado en el proceso de los famosísimos "Acuerdos de Paz" de los encuentros en Esquipulas, se suponía que habría más apertura para la inversión extranjera, y la cooperación internacional abría sus generosos bolsillos para ayudar al proceso democrático. Algunos empresarios relatan aquellos tiempos como una bonanza en la cual se dispararon las visitas a los centros turísticos tradicionales de Tikal, Chichicastenango, Panajachel y Antigua Guatemala. Fue en ésta época que se declaró la Reserva de Biósfera Maya, y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas, las concesiones forestales de Petén, el retorno de repatriados, y un sinfín de proyectos de cooperación internacional con mucho dinero y buenas intenciones.









Los años noventa vinieron demostrando que la estabilidad política de un país no se ve garantizada sólo por elecciones partidarias. Tuvimos el capítulo oscuro de Serrano Elías, y el presidente transitorio de De León Carpio. Aún así, la cooperación seguía inyectando efectivo en proyectos dado que las negociaciones de paz seguían su rumbo hasta su firma en el año 1996. Dentro de todos estas iniciativas, se incluía ubicuamente la palabra "ecoturismo", o se colocaba al turismo como una forma de desarrollo o de generación de ingresos. Existía en aquella época la manía que crear comités en las comunidades rurales para cada proyecto que se estaba ejecutando, por lo tanto había comité de agua potable, de huertos mejorados, gallineros, forestería, democracia, participación de la mujer, salud, educación, etc. Claro, en todos lados había comité de "Ecoturismo". Sin embargo, tengo grandes sospechas casi confirmadas de que muy pocos en el área rural sabían siquiera qué era el turismo, y mucho menos eso de ecoturismo. Y por el otro lado, los señores cooperantes, desde su escritorio planificaban en sus organigramas proyectos, de los cuales no sabían mayor cosa operativa. ¿Una Organización No Gubernamental

Sin Ánimo de Lucro

con proyectos de turismo? Puede sonar lógico, sin embargo posee varias contradicciones por las siguientes razones:







  1. El turismo es una actividad económica productiva. O sea, es un negocio. Existe intercambio de servicios y mercancías entre un cliente y un proveedor.


  2. Como todo negocio, quien se dedica a esta actividad por cuenta propia, es un empresario.


  3. Quien quiere enseñar a hacer negocios debe dedicarse a hacer negocios.


  4. Quien hace negocios se dedica al lucro.




Entonces.... ¿es lógico que alguien sin ánimo de lucro enseñe a lucrar? Muchos proyectos se formularon durante los últimos 15 años para desarrollo de ecoturismo, y como muchas iniciativas productivas planteadas como respuesta a un discurso "coyuntural", no funcionaron. Los ejemplos los puedo abordar en otro post.







powered by performancing firefox